Blog

Volver

Nuevas ideas para disfrutar solo o acompañado

Por Alisse Deleau

La sexualidad nunca ha estado tan presente como en las sociedades contemporáneas. Está expuesta en todas partes. La sociedad está evolucionando, el sexo y la sexualidad ya no son tan tabú como antes y a veces se habla de ellos sin tapujos. Sin embargo, el tema nunca se discute en profundidad. Se espera que seamos estupendos en la cama en cualquier circunstancia, pero nunca se nos dice cómo hacerlo. Por eso hoy Santa Mandanga ha seleccionado para ti seis técnicas para disfrutar solo o acompañado que se salen de lo común. 



Técnica n°1



Para empezar, sugerimos la técnica "Bhumping" = (Bum 🍑+Humping🧽

¿Conoces la sensación de roce con la almohada o el edredón? Bueno, la técnica es más o menos la misma pero sobre un trasero abultado y caliente. 

La técnica es sencilla, coloca la mano en el monte de venus y tira ligeramente hacia arriba. Esto sacará el clítoris de su escondite (si es necesario) y se colocará en una nalga o entre las nalgas, dependiendo del tamaño/sensación de su clítoris.

La otra persona no tiene nada más que hacer que disfrutar viendote disfrutar.

Puedes practicar esta técnica con un pene u otro. Usa tu imaginación y sigue tus deseos. En la imagen, la persona que está arriba se ha colocado así para tener una visión global de la técnica, pero por supuesto puede girar hacia el otro lado para acercar su cabeza y morderle el cuello, o respirar con fuerza en la oreja... recuerda, si no resbala lo suficiente, usa mucho lubricante



Técnica n°2


Algunas personas chuparán tu mano, mientras que otras necesitarán más tiempo y/o lubricación para relajarse. Y luego esperar que tal vez nunca ocurra. Como puedes ver, no hay reglas, porque cada cuerpo es un mundo propio con sus propias reglas. El puño puede ser genial para las personas que no sienten mucho durante la penetración convencional. Para una estimulación más masiva del clítoris interior y que puede marcar la diferencia. Así que una mano entera es ideal. 

Antes de empezar, se aconseja encarecidamente comunicar antes, durante y después. 

Empieza con uno o dos dedos, según la preferencia de tu pareja. La idea es ampliar gradualmente la entrada de su vagina. Así que añade un dedo cuando lo consideres posible y mientras te comunicas con la otra persona. Aquí, el lubricante en tu mano y en su vulva es casi obligatorio. 

Cuando esté listo, coloque la mano como se indica y la clave es ir despacio. O mejor aún, pide a tu pareja que te ayude a colocarte. Observa sus reacciones. Una vez que estés completamente dentro, trata de curvar ligeramente los dedos para que no toquen el fondo de la vagina (esto es doloroso para algunas personas) y no te diviertas abriendo los dedos o tratando de girar la mano hacia el otro lado, especialmente si es tu primera vez. Pero sigue yendo y viniendo muy suavemente, prestando atención a sus reacciones. 

Y por último, para salir, hay que saber un pequeño truco importante: Pide a tu pareja que empuje para evitar la corriente de aire que puede ser desagradable, mientras tu mano es lo más fina posible (como en la primera imagen).


Técnica n°3



Esta técnica permite una masturbación indirecta que puede ser ideal para cambiar de hábitos, para probar cosas nuevas, como primera vez... Para esta  técnica necesitas tener una varita en casa... ¡Pero no te preocupes que hay otras alternativas!

Para los que no tienen uno, podemos recomendar la técnica de la regadera, que es la más parecida, o usar el roce del glande del pene en el clítoris.

Pero volvamos al tema. 

Busca una almohada que no sea demasiado gruesa, dóblala por la mitad como se muestra en el dibujo y siéntate sobre ella a horcajadas. ¿Cómoda? 

¡Es el momento de poner la varita en el cojín y disfrutar! La velocidad tiene su propio sabor. La posición presentada es general, se puede hacer según sus deseos, boca para arriba, boca para abajo, de pie, a cuatro patas... 

Es una técnica que resulta estupenda para los clítoris sensibles y, por qué no, para los penes.

Esta última tiene también una gran ventaja, la de amortiguar el ruido



Técnica n°4



Para esta técnica, utilizamos una técnica básica de penetración de dedos pero con un giro. No olvidemos que la penetración es aún mejor si va acompañada de la estimulación del clítoris. Así que las manos están de espaldas, y penetrarán en la vagina o en el ano. El objetivo es frotar lentamente las manos espalda con espalda mientras penetran. Por ejemplo, la mano derecha entra y luego vuelve a subir, mientras que la izquierda entra y vuelve a subir. Y así sucesivamente. Recuerda hacer este movimiento cuando la vagina o el ano estén ya un poco dilatados. La      velocidad y la profundidad de los dedos depende de su gusto. El objetivo es aumentar el placer jugando con las paredes de los lados.


Technique n°5



 

Para esta penúltima técnica te ofrecemos una magnífica paja a dos manos. Es muy cómodo para la persona que realiza el movimiento. Mucho más que con una mano, que todos sabemos que acaba dañando el brazo. 

Para ello, la técnica es sencilla. Te arrodillas entre sus muslos, la otra persona está acostada. Empieza lubricando un poco y rodea su sexo con tus dos manos que se juntan como se muestra en el dibujo. A continuación, muévete hacia delante y hacia atrás, teniendo cuidado de presionar los pulgares suavemente sobre el freno y deslizarlos sobre el glande cuando estés encima. Asegúrese de lubricar y volver a lubricar si es necesario para evitar la irritación y el dolor. La finalidad de esta paja es enlazar el ir y venir y el contacto con el glande y el freno. 


Technique n°6




Para esta última técnica presentamos un tipo de masaje que se realiza en la parte exterior de la vagina, cerca de la entrada que permite una gran oleada de excitación. 

Para ello, coloca tus dedos en sus labios exteriores y sepáralos ligeramente para separar sus labios interiores y revelar la abertura de su vagina. Ahora masajéala en pequeños círculos. Esto puede hacerse como un masaje, durante el coito, durante la penetración... usa tu imaginación. 

 

 

Todas estas técnicas se le han presentado con el objetivo de abrir nuevas áreas de posibilidad en términos de sexualidad. Te recordamos que es importante que te comuniques siempre con tu pareja antes, durante y después. Todo lo que se ha explicado antes es un ejemplo que puede modificarse según sus deseos y necesidades. Usa tu imaginación y disfruta del momento.

Todas las imágenes están extraídas del magnífico libro "Clímax club: Una cartografía del placer" escrito por Jüne Plã. 

Alisse Deleau

Escuela de Educación Sexual