Blog

Volver

SEXOLOGIA MEDICA

Por Sara Guerrero

SEXOLOGÍA MÉDICA 


Empecemos por saber que los problemas sexuales pueden ser vistos a nivel neurológico, cardiacos, vasculares, metabólicos, endocrinos, oncológicos, genital, por tema de adicciones u otros como podría ser fibromialgia u obesidad, por ejemplo.  




Para una persona que tiene problemas sexuales le resulta complicado acudir a un profesional, como norma general busca otras alternativas, cuando las alternativas se van acabando o fracasan es cuando comienzan a plantearse la ayuda de un experto.  Ahora comienzan cuestiones del tipo ¿Dónde tengo que ir?  ¿A quién debo dirigirme?  

A nivel neurológico, resulta complicado de entender ya que no es algo que podamos ver, pero el mecanismo de la respuesta sexual tiene: 


1. Medición psicógena (olor, sabor, tacto, vista, fantasía ...) 


2. Manda orden al SNC (sistema nervioso central) 


3. El dorso lumbar esta inhibido, por lo que corta la orden de inhibición para que actúe y manda la orden a plexo por los vasos congestionan y se contraen los músculos del pene o de la vagina.  


4. Los nervios periféricos recogen todo esto y llega al centro sacro parasimpático y se cierra el círculo.  


A nivel cardiaco y vascular, el sexo suele ser una forma moderada de ejercicio, ya que generalmente está dentro del mismo nivel de actividad que subir dos o tres tramos de escaleras. Por lo tanto, no es raro que las personas con insuficiencia cardíaca se preocupen de que tener relaciones sexuales pueda dañar aún más el corazón, especialmente después de una cirugía o un procedimiento. Además, los medicamentos para la insuficiencia cardíaca pueden disminuir el deseo sexual o causar efectos secundarios sexuales desagradables. Más de la mitad de las personas con insuficiencia cardíaca dicen que tienen muchas menos relaciones sexuales o ninguna debido a la salud del corazón.


A nivel metabólico como la manera en la que afecta la diabetes a las relaciones sexuales, por ejemplo. En el caso de los hombres, pueden presentar dificultades para tener una erección o eyacular, mientras que las mujeres pueden tener problemas de lubricación vaginal y de respuesta sexual.


A nivel endocrino, como la pubertad precoz. Pues más frecuente de lo que se cree y se produce porque la hipófisis se anticipa al momento en que debe iniciar la producción de las hormonas que inducen la liberación de hormonas sexuales por parte de las gónadas, lo que implica que los cambios físicos asociados a la madurez sexual se producen antes de lo que cabría esperar.


A nivel oncológico, la sexualidad en el paciente oncológico incluye aspectos generales de dimensiones físicas, biológicas, reproductivas, psicológicas, como imagen corporal o autoconcepto y dimensión social como rol de pareja. Son numerosos los factores relacionados con el cáncer que pueden interferir con la vida sexual del paciente y de su pareja.  


Y, por último, a nivel genital, como las infecciones de transmisión sexual, que son un conjunto de patologías causadas por diferentes agentes infecciosos y parasitarios, en las que el mecanismo de transmisión predominante es el contacto genital, incluyendo prácticas de sexo vaginal, anal y oral, aunque no siempre es exclusivo de esta vía, como es el caso del VIH o la hepatitis B. Muchas de las ITS se transmiten por vía vertical durante el embarazo y parto de madre a hijo.


En todo este proceso existen diversidad de implicación de diferentes partes del cuerpo por lo que una falta de erección puede venir dada por muchos motivos, los estímulos externos, es decir, órganos de los sentidos, el cerebro, que falle las ordenes mandadas, la inhibición del dorso lumbar, la fluidez de la sangre.  


Es impresionante las conexiones que existen en nuestro interior y las consecuencias que pueden llegar a tener que algún eslabón de la cadena no funcione correctamente. 


Donde podemos ver esto con más claridad es en exposiciones de casos reales y análisis de la conducta.  Y como conductas que tenemos puede afectar directamente a esta cadena.


En las diferentes vivencias de pacientes se puede observar y comprender que no siempre es simple o lo que parece, y que en muchas ocasiones necesitamos la derivación a un médico para diferentes pruebas diagnósticas y que no puede tratarse de un problema psicológico únicamente.




Nutrirnos de casos que son reales que han llegado a consulta, como un hombre que no conseguía la eyaculación por una mala experiencia durante su estancia en la mili, donde le dijeron que sus espermatozoides no eran "buenos" y no podría ser padre, esto evitaba de forma inconsciente la eyaculación para no demostrar así el fracaso de sus espermatozoides.  Como una vivencia puede marcarnos, además de hacer que nuestro cuerpo responda ante este pensamiento.  


Otro ejemplo es el caso de una persona fumadora con una alimentación poco cuidada, esto provoca problemas de colesterol, además de circulación y esto afecta en muchos ámbitos de tu vida, incluyendo problemas sexuales.  


Es importante descartar cosas de las que pueden surgir el problema y observar casos desde fuera, conocer los mecanismos y la diversidad de casos nos pone en presviso.




SARA GUERRERO CÁRDENAS


Sara Guerrero

Escuela Educación Sexual