Blog

Volver

SALIENDO DE LA MONOGAMIA

Por Paula Moreno Fernández

Hoy hablamos con una seguidora que nos
cuenta su experiencia saliendo de la monogamia… Sofía, de 23 años, decidió junto
a su pareja que querían dar el paso para probar un nuevo tipo de relación que
saliera de su zona de confort. Hace menos de 6 meses desde que tomaron esta
decisión, aunque mantienen una relación desde hace casi 3 años. ¡Sigue leyendo si
quieres cotillear un poco cómo fue esta transición!

 

SM - Bienvenida Sofía, muchas gracias
por compartir con nosotros tu experiencia.

SOFÍA – Muchas gracias a vosotrxs por
la oportunidad de contarla.

SM – Cuéntanos, ¿de dónde viene ese
interés por salir de la monogamia?

SOFIA – Bueno, realmente mi círculo de
amistades siempre ha sido muy abierto en este sentido. Desde hace unos años me
he relacionado bastante con personas que podrían llamarse “alternativas” y de
las que he aprendido mucho. Tengo muchas amistades que están en relaciones
abiertas o poliamorosas y me encantaba escuchar sus anécdotas. Siempre les he
tenido un poco de envidia por tener esa capacidad de gestión emocional, sobre
todo en el control de los celos.

SM – Entonces, ¿crees que ese interés puede
sembrarse? ¿O es algo intrínseco que viene con nosotros?

SOFIA – Bueno, en mi caso se sembró,
pero puede que para otras personas sea algo super natural y que les venga de
fábrica. Es muy subjetivo.

SM – Totalmente de acuerdo, Sofía. Cuéntanos,
¿qué tipo de relaciones habías mantenido anteriormente?

SOFIA – Pues… Siendo sincera solo
había mantenido una relación antes de conocer a mi pareja actual. Empezamos a
salir cuando éramos aún adolescentes y fue una relación bastante tóxica que
duró más años de los que debería haber durado. Fue la primera persona con la
que tuve una relación sentimental, pero también sexual, entonces pensaba que lo
que tenía era lo único que podía existir. Cuando la relación se terminó, conocí
a mi actual pareja y me di cuenta de que había mucho más aún.

SM – Entonces, ¿en qué momento descubres
que quieres abrir tu relación?

SOFIA – Bueno, yo creo que la idea
como he dicho antes fue sembrada y regada poquito a poco por mi entorno. Pero
la verdad es que un día cualquiera en mi casa me di cuenta de que apenas había
vivido las experiencias que escuchaba a mis amigos y sentía que aún tenía mucho
por descubrir, especialmente de mi sexualidad. Estoy en un momento en el que me
apetece experimentar y probar cosas nuevas. Quiero muchísimo a mi pareja, le
admiro por muchos motivos pero sobre todo por la valentía que tiene al seguirme
en todas mis locuras.  No podría haber
encontrado un compañero de viaje mejor que él.

SM - ¿Cómo se lo planteaste a tu
pareja? Nos consta que hay muchas personas que no se atreven a decirles a sus
parejas que desean abrir la relación por miedo a que esta finalice o que pueda
haber algún conflicto.

SOFÍA – Es una conversación muy difícil
y creo que hay que asentar unas buenas bases antes de hablar sobre ello. Bajo
mi punto de vista es fundamental reforzar positivamente a mi pareja y reafirmarle
mis sentimientos hacia él.

SM – Vuestro tipo de relación, ¿tiene
una serie de acuerdos?

SOFÍA – Sí, por supuesto. La poligamia
debe tener acuerdos y respeto siempre. En nuestra relación, tenemos exclusividad
sentimental pero no sexual. Esto quiere decir que podemos tener sexo con
quienes queramos, pero no un vínculo amoroso. Por ejemplo también tenemos que
contarnos cuando hayamos ligado y estemos con otras personas, no podemos
acostarnos con otras personas en nuestra cama, debemos usar siempre protección…

SM - ¿Qué es lo más difícil para ti?

SOFÍA – Sin duda, la confianza y los
celos. Seguimos trabajando en ello y buscando un equilibrio. Cuesta un poco al
principio pero creo que le estamos cogiendo el truquillo.

SM – Siempre hay una primera vez para
todo… ¿qué tal tu primera vez fuera de la monogamia?

SOFÍA – Fue realmente raro. Me sentía
muy, muy rara. Como si estuviera fallando a mi pareja y estuviera haciendo algo
horrible. Cuando llegue a casa después de esa cita Tinder pensaba todo lo
contrario. ¡No sabes qué felicidad sentía! Una pasada, me sentía super poderosa
y fui corriendo a mandarle cincuenta audios a mi pareja.

SM – Si pudieras describir en pocas
palabras cómo te sientes ahora, ¿cuáles serían?

SOFÍA – Feliz, curiosa, inquieta,
enamorada, deseada… Son muchas sensaciones al mismo tiempo. Lo que sin duda más
me representa en estos momentos, es una hoja que se deja mover por el viento. Quiero
ver hasta dónde puedo llegar y disfrutar al máximo de las vistas.

SM – Bueno Sofía, muchísimas gracias por
tus palabras. Estamos segurxs de que tu historia ayudará mucho a algunos de los
seguidores de SM.

SOFÍA – Muchísimas gracias a vosotros
por la labor que hacéis. ¡Un abrazo muy fuerte!

 



















































Esta es la historia de Sofía, pero
quizás también la tuya. ¿Te animas a descubrirlo? Te esperamos por nuestras
redes sociales para darte todo este contenido y más.

Paula Moreno Fernández

Escuela de Educación Sexual