Blog

Volver

DISNEY Y SU MACHISMO OCULTO

Por Sara Guerrero

DISNEY Y SU MACHISMO OCULTO


Una de las productoras de animación más exitosa de la historia que ha sido referencia para diferentes generaciones de niños y niñas que han crecido bajo las enseñanzas de sus personajes favoritos ha sido cuestionada.



Las películas y todo el contenido visual que se ve en la infancia influyen en la educación de los niños y en sus valores, por lo que es importante saber elegir que contenido darles en este periodo de la vida, ya que es donde empiezan a formar sus valores y su forma de ser con los demás.

Todo el contenido que se zampen los niños va a influir en sus comportamientos, ya que es una etapa de la vida en la que somos muy influenciables. 


¿Por qué las películas Disney? Si llevan años y años siendo parte de la infancia de todos los niños, nadie se había dado cuenta.


Diversos micromachismos, estereotipos machistas y sexismos han sido señalados en estos contenidos infantiles. 


Vamos a hacer un recorrido de estos micromachismos para que lo podáis ver con más claridad.


“El príncipe valiente que salva a la princesa indefensa.”


Pensemos en ‘Blancanieves’ o en ‘La bella durmiente’. La mayoría de las veces la función de ellas era mantenerse bellas, ser educadas y delicadas y esperar a que un príncipe decidiera casarse con ellas llegada la edad. Así lo cantaba Blancanieves antes de que el príncipe la salvara de la manzana envenenada: "Un día encantador mi príncipe vendrá y dichosa en sus brazos iré (...) Por fin mi sueño se realizará".


Sin embargo, los príncipes son fuertes, valientes y están siempre en peleas con dragones y espadas para salvar a su princesa y rescatarla. 


¿Habéis visto en alguna película de Disney que este patrón sea al revés? ¿Que sea la princesa la que salva al príncipe indefenso? 


Están enseñando a las niñas a ser salvadas por un hombre y exigiéndole a los niños que sean valientes y que no pueden mostrar sensibilidad ni sentimientos de miedo.

 

“La belleza, la cualidad más importante de una mujer”

Unos rasgos finos y delicados, un pelo sedoso, un gran vestido y una bonita voz para cantar. Así nos enseñó Disney cómo tenían que ser las mujeres. Lo vivimos cuando la bruja (también conocida como la Reina Malvada) de Blancanieves quería cumplir su sueño: ser la mujer más hermosa del reino. Y para ello no tuvo reparo en envenenar a Blancanieves cuando descubrió que le había quitado el primer puesto de la belleza. "Espejito, espejito..."


De esta manera, inculcan a las niñas que siempre tienen que estar arregladas, maquilladas para estar guapas para su príncipe, en vez de porque ellas quieran. ¿Habéis visto algún cuento donde sea el príncipe el que se maquille? ¿y por qué no?


La educación que dan es sexista, y lo peor es que nadie era consciente de esto, pero estábamos creando una sociedad machista.




“El amor, su máxima aspiración”


Muchas protagonistas no podían valerse por sí mismas, necesitaban de un hombre, de un príncipe azul que les salvara. Esa dependencia hacia los hombres para vivir también se les ha inculcado a las niñas. 


‘La Sirenita’ es el ejemplo perfecto del amor como la única vida feliz de una mujer. Ariel renuncia a su voz y a su familia para tener piernas y poder estar con el príncipe (al que ha visto una vez) del que está perdidamente enamorada. Porque, como decía Úrsula, “No olvides que tan solo tu belleza es más que suficiente (…) Los hombres no te buscan si les hablas (…) Admirada tú serás si callada siempre estas”.


“Enemistad entre mujeres”


Enfrentamientos entre mujeres por conseguir a un mismo hombre, como si el hombre fuera el trofeo. muestran que el objetivo es rivalizar en una continua pelea con un claro objetivo: conquistar el corazón del príncipe (que consistía, básicamente, en que éste se enamorara de la belleza de la futura princesa). Como es la cenicienta con sus tres hermanastras, que le hacen la vida imposible por mantener a cenicienta fuera del alcanza del príncipe y que una de ellas sea la afortunada. 




“La limpieza es tarea de mujeres”


En todas las películas de Disney podemos apreciar como la tarea de la limpieza se le da a un personaje femenino. Vimos a Bella limpiando y cocinando para Bestia, a una imprescindible Blancanieves que fuera capaz de limpiar y ordenar la casa de los 7 enanitos y a Wendy haciéndose cargo de los Niños Perdidos en el País de Nunca Jamás.


De esta forma, hemos creado una sociedad donde las niñas piden juguetes de limpieza y cocinitas y los niños espadas y dragones con los que pelear.




¿Tan perjudiciales son estos contenidos para nuestros hijos? «Los niños aprenden por imitación. Puedes educar en los valores de igualdad en el colegio o en casa, pero la visualización de este tipo de productos hará que los más pequeños tiendan a pensar que esos estereotipos y comportamientos son normales. Las niñas creerán que tienen que estar siempre guapas, los niños asumirán que deben proteger a la mujer».




Os recomiendo ver el video “machismo y sexismo en Disney” que lo podéis encontrar en Youtube. 


Sara Guerrero

Escuela Educación Sexual